Vivero Coulié

Newsletter

Buscar

Podar los Nogales

Poda de Formación


El tipo de frutos y el porte del árbol determinarán la poda de formación que mejor adaptada.

Se distinguen dos tipos de fructificaciones:

  • Variedades con fructificaciones sobre ramas terminales: Franquette, Meylannaise, Parisienne, Corne,....: Las yemas fructíferas se sitúan en los extremos del ramaje anual, situados esencialmente en la periferia del árbol. Estas variedades pueden estar formadas indiferentemente en gobelet o en eje.

  • Variedades con fructificaciones sobre ramas laterales: Lara, Fernor, Fernette,...: Las yemas fructíferas se insertan sobre el ramaje anual que está situado a todo lo largo de las ramas. La forma en eje o libre es la mejor adaptada.


El primer año aconsejamos no podar el árbol en cultivo, debido a:

 

Para árboles con vigor suficiente (a partir de los 2 años) es posible comenzar la poda de formación del árbol.


 
Poda de mantenimiento
 


La poda de mantenimiento es indispensable para conservar una plantación con un buen nivel cualitativo principalmente, en lo concerniente al calibre. Ésta favorece la penetración de la luz en el árbol y asegura un equilibrio entre el vigor vegetativo y la fructificación de los árboles.
 
Se puede situar:

  • Para Lara entre 5 y 7 años
  • Para Fernor entre 6 y 8 años
  • Para Franquette y otras variedades con fructificaciones terminales entre 10 y 12 años


1ª etapa : Creación del recorrido
Se trata de crear un tragaluz para la limpieza del interior del árbol sobre su eje propiamente dicho y sobre la base de las ramas frutales (Primer tercio) o sobre la salida de las ramas primarias.
 
2ª etapa : Intervención sobre ramas frutales, de 1 a 2 años después de la creación del recorrido

  • Suprimir las ramas frutales en exceso. Evitar las superposiciones directas entre ramas.
  • Suprimir las ramas demasiado bajas.
  • En cuanto a las ramas próximas a lo horizontal, se deben suprimir los puntos de fructificación mal alimentados situados sobre la rama frutal.